Aspecto

Vino de intensa capa, de color rojo cereza y grosella, con ribetes tejas, que indican su contacto con la barrica durante la crianza.

Aromas

La nariz refleja la frutuosidad del vino. El aroma de nuestros antiguos viñedos exhala las notas de ciruela negra compotada del tempranillo.  Deslindando su arco aromático, encontramos los perfiles de la uva Graciano que marca la diferencia, mostrando los lactatos recogidos en el seno de la fermentación maloláctica en la barrica. Sus tonos dulces y amables, civilizados, domeñados, reflejan la preeminencia de la nota frutal sobre el acopio de las maderas. El roble francés, con duelas de tostado medio, transmite un delicado perfume de notas frescas de helecho y cedro, junto a ricas especias, donde destacan las notas de vainilla y clavo.

Boca

Se deposita en el ápice lingual con la calidez de su fruta madura, reflejando una equilibrada acidez que indica su vitalidad, mientras el centro de la lengua acoge la profunda mineralidad de los viejos viñedos, que sólo las grandes cosechas transmiten. Largo y persistente, la nota final del terciopelo confirma la buena prosapia de la excelente cosecha.

80% Tempranillo y 20% Graciano.

El porcentaje del graciano dependerá de la añada y del buen hacer del bodeguero.

 

13,5% Vol.
80 años.

Una maceración inicial en frío y una fermentación de 20 días a 28 ºC.

 

Maloláctica en barricas de roble francés, donde reposa 6 meses sobre sus finas lías.

Trasegado, prolonga su estancia en barrica de roble francés tostado más de 20 meses.

En botella, permanece en los calados de la bodega durante mínimo 24 meses.

 

2 Comentarios

  1. David Herrero

    Excelente vino.

    Responder
  2. Francisco

    Se trata de un vino, con una personalidad increíble. Mantiene las características típicas de un Rioja, a la vez que aporta características totalmente propias. Lo recomiendo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *