Fase visual

Amarillo paja con irisaciones verdes en el anillo meniscal que desdobla en la copa, donde se muestra limpio y refulgente.

Fase olfativa

Aromas florales que visualizan la flor de viña y la acacia. Expande un arco aromático de halo limpio y fragante que nos comunica el frescor húmedo de las laderas de la Sierra de Cantabria. El rocío permanente de las nubes detenidas en sus picos, impregnan el vino de refrescantes notas cítricas de piel de limón, acompasadas por notas golosas de fruta entre las que destacan el melocotón y el plátano.

Fase gustativa

Fino emboque floral para anunciar el despliegue del vino en la boca que muestra una acidez frisante y refrescante que invita a llevar el vino por todo el recorrido bucal. Suave y ligero, extiende su finura por toda la boca, a la que trasciende dejando una evocación intensamente perfumada. El vino termina seco al final del paladar, para evocar en retronasal los aromas de monte bajo con peculiares notas de hinojo y unos elegantes tildes almendrados.

100% Viura.

 

12% Vol.
El terreno es calcáreo y arcilloso.

A 13 ºC – 14 ºC durante tres semanas.